Sonatina de Otoño, 21.09.08

Hoy empieza el otoño (o al menos así nos lo enseñaban hace años, cuando la educación era medianamente digna, que ahora las estaciones sobrevienen cuando les da la gana) y con él empieza el “nuevo curso”, como dicen algunos afectados reporteros de la cosa… nuevo curso que trae aparejado lo de siempre: la chapuza nacional, o sea; que esta no entiende de modas ni modernidades.
No se sabe si profes y ordenanzas regresaron trastornados de sus jolidais en Reikiavijk o en Estepona, pero lo cierto es que a la hora de examinar a los chicos septembrinos de la Selectividad que nada selecciona, han repartido dos exámenes –el propio de septiembre y el ya realizado en junio– en la prueba correspondiente a la asignatura de Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales. Ya tenemos el lío padre. Los beneficiados en la distribución no quieren oír hablar de la repetición de las pruebas y los perjudicados claman justicia. Lo normal. Al final quedará todo en agua de borrajas, pues mucho es el esfuerzo para cosa tan nimia: la legalidad, la responsabilidad y las buenas prácticas en este país importan un figo, y por otra parte tampoco los chicos merecen tanto desvelo, que el informe PISA ya les ha dejado a la altura del betún con examen “repe” o no.
La noticia ha sido profusamente comentada en la edición digital del Diario de Cádiz. Y ahí, en los comentarios de los lectores –que es en lo que las ediciones digitales aventajan a la tradicional prensa en papel–, puede uno desde hacerse cruces hasta explicarse el porqué de tanto despropósito. La mayor parte son comentarios de alumnos: para que luego se diga que no leen periódicos, mis angelitos. Pero… con unas faltas ortográficas y expresivas de cortar la respiración: ‘a’ del verbo haber sin h, ‘asines’ por doquier (sin duda étimo latino de ese orejudo espécimen hoy conocido como ‘burro’), sintaxis ininteligible…
Los muchachos se indignan con toda su precariedad lingüística ante la posibilidad de que lo acontecido reduzca sus opciones al concurrir a una carrera universitaria específica. No deberían preocuparse: cualquier lugar en el que caigan los padecerá por imperativo legal. Cosas de lo políticamente correcto, del “progresa adecuadamente” y de la ceguera general. La sonatina de otoño que cada año se renueva…

13 comentarios:

Idea dijo...

Ana, tal vez la indignación tenga la misma precariedad que sus reclamos, la vehemencia es un arma que precisa del lenguaje.
Un beso

ANA DE LA ROBLA dijo...

¿Lenguaje? ¿Eso qué es? ¿Para qué sirve? ¿Puede fotografiarse con el móvil? :-)

Miss Underground dijo...

Menudo marronazo, me extraña que sea la primera vez que pasa algo así.

:-)

Rosita dijo...

Chica, que arte para escribir.
Si quieres compartir la acidez de la visión del mundo de la cultura, te invito a que te pases por mi blog.
Saludos

Morgenrot dijo...

No me imagino a la mayoría de los jóvenes disfrutando leyendo, p.e La Iliada. ¿ serían capaces ?.

Es una pérdida que "la belleza de la palabra " no sea un canon, un camino a seguir y alimentar.

¿ Las consecuencias ?. El tiempo lo dirá.

carlos dijo...

Ana, creo que lo has escrito mal, ya te digo yo más o menos cómo va:

"lengje? k es? xa k sirve?"

ANA DE LA ROBLA dijo...

Miss: Pasa eso y cosas peores... La selectividad, ya sabes, es un simulacro. Beso.

***

Rosita: Me pasé :-) Enhorabuena por tu inicio en este mundo. Nos leemos. Un abrazo.

***

Morgenrot: Las consecuencias ya las estamos viendo. La Civilización que tanto nos ha costado construir se nos escapa por el desagüe, y nadie hace nada por evitarlo... Beso y abrazo.

***

Carlos: Creo que has puesto demasiadas letras. Bst :-)

C.C.Buxter dijo...

Ese tipo de lenguaje es fácil de encontrar en internet; lo más curioso (o espeluznante) es que cuando alguien les afea que escriban con faltas ortográficas, no sólo no se avergüenzan sino que se enorgullecen: "escribo como quiero", "escribo para mí, no para los demás", "¿quién dice qués tá bien o mal escrito?".

Ayer escuché en la radio algo que me pareció ingenioso y cierto: hay demasiada kultura y demasiada poca cultura...

ANA DE LA ROBLA dijo...

Cierto que se enorgullecen. La gran pregunta es por qué. Y ahí los responsables -básicamente los padres- bien miran al suelo y enrojecen, bien se crecen como matones de barrio y dicen que así todo marcha bien. Pues eso.
Besos.

C.C.Buxter dijo...

¿Padres como matones de barrio? Te voy a contar una cosa...

Hace unos días mi hermana fue a una reunión del colegio para padres de alumnos; dato importante: mi sobrino sólo tiene tres años. Pues bien, cuando estaba a punto de iniciarse la reunión, y en presencia de algunos niños, una madre se acerca a otra (sentada justo delante de mi hermana) y le propina una sonora bofetada "con la mano abierta", como suele decirse. La otra, ni corta ni perezosa, se lanzó encima de su agresora, como si fuese una jugadora de fútbol americano, y empezaron una lucha que incluyó insultos, arañazos, estirones de pelo y el recurso a las sillas más cercanas. Si mi hermana lo llega a grabar, Matías Prats lo mete como noticia de apertura de su telediario.

Según parece, todo empezó porque la primera agresora cogió en brazos a la hija de la otra, y ésta se la quitó y le dijo que ni se le ocurriese cogerla. Esto debió herir profundamente su orgullo... Viendo estas cosas, ¿todavía nos preguntamos por qué los niños de ahora salen como salen? Suerte si lo peor que hacen en su vida es poner una v donde va una b...

ANA DE LA ROBLA dijo...

Mi querido C.C.Buxter: Además de poner v por b, también pegan palizas a sus compañeros de pupitre y lo graban con el móvil... Mis niños...

Elda María Mazzelli dijo...

¡Sencillamente bella la página! concreta, endulzada con imágenes especiales, raciocinio, felicitaciones Ana, hace unos días que te sigo. Un abrazo Elda

ana de la robla dijo...

Gracias, Elda, bienvenida de corazón!!